,

Un camino de más de tres décadas

Kurious / Pixabay">

En el mes en que Colombia celebra su día nacional -20 de julio-, Adriana Rey, asesora del Latin Department de CW CPA, reflexiona sobre los 35 años de relaciones diplomáticas entre China y el país latinoamericano y muestra un panorama general de sus lazos económicos actuales.

Para muchos colombianos, la República Popular China es todavía un país desconocido del lejano oriente. Sin embargo, a pesar de la gran diversidad cultural, la barrera del idioma y los miles de kilómetros de distancia, durante 35 años se ha construido un camino común entre las dos naciones.

El 7 de febrero de 1980 es definitivamente una fecha para conmemorar, ya que ese día comenzaron oficialmente las relaciones diplomáticas entre Colombia y China. La primera visita oficial del gigante asiático al país latinoamericano fue recibida por el presidente Belisario Betancur en el año 1985, y 11 años después el presidente Ernesto Samper viajó a China. Aunque las relaciones se construyeron lentamente, paso a paso, a partir de ese momento varias visitas de alto nivel por parte de los dos gobiernos se comenzaron a desplegar. Así se dio inicio a una cooperación de doble vía.

Colombia respaldó la aspiración de la República Popular China de pertenecer a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como la candidatura de Beijing como sede de los Juegos Olímpicos en 2008 y la de Shanghai para la Exposición Mundial en 2010. Colombia, por su parte, ha recibido el apoyo del asiático en su aspiración de ser miembro del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC). En cuanto a la cooperación económica, se firmaron cinco convenios bilaterales entre 2004 y 2010 que contemplan donaciones, ayuda humanitaria, cooperación científica y técnica e intercambios educativos.

Las relaciones diplomáticas han pavimentado el camino para las relaciones económicas. En la última década el panorama comercial ha visto un progreso drástico y, hoy por hoy, China ya es el segundo socio comercial de Colombia. El comercio bilateral actual es 15 veces mayor al de hace una década: en 2014 alcanzó los 17.000 millones de dólares, según recordó el presidente Juan Manuel Santos en la reciente visita del presidente Xi Jinping al país.

Por otro lado, grandes inversiones chinas han forjado la inversión extranjera en Colombia a partir de 2006, gracias a la iniciativa de expansión del gigante asiático. Por ejemplo, la segunda petrolera China, SINOPEC, adquirió los activos de la empresa Americana Omimex en Colombia por más de 400 millones de dólares. En 2007, después de un intenso trabajo en equipo con un grupo de empresarios colombianos, Capital Airports Holding (la compañía china que administra los aeropuertos más importantes en ese país, incluyendo el mega aeropuerto de Beijing) obtuvo la concesión para administrar seis aeropuertos después de una ardua competencia de talla internacional.

Estos son los números en comercio e inversión del año pasado:

Comercio bilateral en 2014

Colombia – China: USD $7.6 mil millones; un incremento de 109.9%

China – Colombia: USD $8.04 mil millones; un incremento de 17.9%

Inversión en 2014

China – Colombia: USD $2.88 mil millones

Colombia – China: USD $17.47 millones (corresponden a 61 proyectos colombianos en China).

Los dos países tienen un potencial enorme para incrementar sus relaciones económicas. En especial, Colombia tiene grandes oportunidades para expandir sus negocios en China, un proceso en el que el Latin Department de CW CPA representa un puente clave que ayuda a fortalecer los lazos entre ambas naciones.
23399d_057978a7eb7a4e259c06549edeb70cef (1)