10 AÑOS DE EXPERIENCIA ACOMPAÑANDO A INVERSIONISTAS

DEL MUNTO ENTERO EN LA CONCEPCIÓN, IMPLEMENTACIÓN Y

OPERACIÓN DE SUS PROYECTOS DE NEGOCIOS EN CHINA

SHENZHEN, SINÓNIMO DE INOVACIÓN,
TECNOLOGÍA Y…MUCHO MÁS!

Conceptos básicos sobre Shenzhen

Geografía

Shenzhen es un municipio situado junto a la costa sur de la provincia de Cantón en el sur de China. Shenzhen está rodeada por Daya Bay y Mirs Bay al este, y la cuenca del río de las Perlas y Lingdingyang Bay al oeste. El río Shenzhen (Sham Chun) conecta Shenzhen con Hong Kong al sur, mientras que la municipalidad se une a las ciudades de Dongguan y Huizhou al norte. El territorio marítimo de Shenzhen se conecta al Mar del Sur de China y al Océano Pacífico.

Divisiones Administrativas

Shenzhen es parte de la provincia de Cantón y una de las ciudades sub-provinciales de China continental con un estado de planificación independiente. La municipalidad tiene seis distritos administrativos (Futian, Luohu, Nanshan, Yantian, Bao’an y Longgang) y cuatro nuevos distritos (Guangming, Pingshan, Longhua y Dapeng)

Área

1996,78 km

Población

11.378.700

Clima

Shenzhen tiene un clima influenciado por el monzón marítimo subtropical que es cálido y agradable, con precipitación abundante, y una temperatura media anual de 23 ° C.

Idioma

Mandarín es el idioma oficial, el cantonés y el inglés son también ampliamente utilizados.

Ventajas de Shenzhen

Innovación

La innovación proporciona la fuerza vital del desarrollo económico de Shenzhen. Shenzhen fue la primera ciudad innovadora nacional de China, miembro del primer grupo de Ciudades Modelo de los Derechos de Propiedad Nacional y la primera ciudad a ser nombrada Zona de Demostración de Auto-Innovación. En 2015, la inversión total de todos los sectores de la sociedad de Shenzhen en investigación y desarrollo representó el 4,05% del PIB de la municipalidad, una proporción que rivalizaba con Corea del Sur. 13,300 aplicaciones de patentes internacionales se expidieron en 2015, 46.9% del número total emitido en toda China, y eso marcó el 12º año consecutivo en que Shenzhen contabilizó aproximadamente la mitad de todas las aplicaciones de Patentes en China.

Ya conocida como el “Silicon Valley de China” y como un paraíso para la innovación y el espíritu empresarial, Shenzhen está ahora comprometida a convertirse en un centro formador internacional, y su excelente reputación ha atraído a fabricantes de todo el mundo.

Shenzhen fue tres veces clasificada en primer lugar por Forbes China en la lista de las mejores ciudades para la innovación de China continental

Los avances en investigación científica obtenidos en Shenzhen fueron listados como parte de los 10 principales avances científicos globales en la revista Science and Nature del año, y los científicos eminentes y expertos en tecnología de la ciudad también han sido elegidos para integrar estas clasificaciones en las principales publicaciones de ciencia.

Shenzhen una vez más fue clasificada en primer lugar entre las 10 principales ciudades para la innovación de la China continental en 2015 por el Instituto de China para la Competitividad de Ciudades.

Medio ambiente

Shenzhen está en el Global 500 Roll of Honor del Programa Ambiental de las Naciones Unidas, y es la primera “Ciudad Jardín Internacional” en China.

Shenzhen tiene una de las “Ocho más bellas costas” de China, y fue seleccionada por el New York Times como uno de los 31 lugares para visitar en todo el mundo.

Fue seleccionada como “una de las tres ciudades más populares de China continental con talento extranjero” por la revista internacional Talent.

Hoy, la emisión de bajo carbono se ha convertido en una nueva característica de la ciudad. Shenzhen es una defensora para la reducción del uso de recursos y el consumo de energía para lograr resultados económicos de calidad más alta: El consumo de energía y agua de Shenzhen (por 10.000 RMB del PIB) tiene los menores (y mejores) niveles para las ciudades De la China continental. Las concentraciones de partículas (PM 2.5) de Shenzhen son también bajas, colocando la ciudad frente a las 74 principales ciudades de China por la calidad del aire y la primera entre las ciudades de Nivel 1.

Además, Shenzhen es una ciudad fantásticamente vibrante. El promedio de edad de los residentes de Shenzhen es de 33 años, y el elevado número de personas altamente cualificadas que aquí se concentran garantiza el amor en aprender y respeto por la ciencia que caracterizan a la ciudad.

El 95% de la población de Shenzhen se mudó a la ciudad, partiendo de divertidos puntos de China y del mundo, y el intercambio cultural resultante proporcionó a la ciudad un carácter abierto e inclusivo. Los residentes de la ciudad han abrazado la filosofía de “una vez que usted ha llegado, usted es un shenzheniano”. Shenzhen se caracteriza por una cultura innovadora que alienta la innovación y no estigmatiza la falla en la que el espíritu empresarial es el de “innovar o perecer”.

Shenzhen disfruta de una excelente reputación entre estudiantes universitarios, y es también una de las primeras ciudades elegidas por los estudiantes que regresan de sus estudios en el extranjero para iniciar su vida laboral. Además, un gran número de extranjeros y residentes de Hong Kong, Macao y Taiwán viven y trabajan en Shenzhen de forma permanente.

  • Shenzhen fue homenajeada por la UNESCO como un Modelo Global para el Incentivo a la Lectura.
  • Shenzhen tiene 1.209.000 voluntarios registrados, llevando a la ciudad a ser llamada “Ciudad de los Voluntarios”; Shenzhen también recibió el título de “Ciudad Modelo Nacional para la Construcción de una Comunidad Armoniosa”, gracias en parte a sus 668 centros de servicio comunitario.
  • Los “shenzhenianos” colectivamente poseen más de 285.000 pianos, lo que significa que hay más de 10 pianos por cada 100 familias, y la ciudad es también conocida como la “Ciudad del Piano”.

Economía

La economía de mercado robusta y completa de Shenzhen la convierte en esta ciudad más “marketizada” en la China continental. Shenzhen se enorgullece de su ambiente de mercado justo y respetuoso de las empresas que hacen de ella su “hogar” aprovechando las excelentes oportunidades de desarrollo que la caracterizan. Por nueve años consecutivos Shenzhen lideró, considerando toda la China continental, en el número total de empresas locales listadas en los cuadros SME y ChiNext del mercado de valores de Shenzhen. 270 de las empresas de Global 500 del mundo tienen inversiones en Shenzhen.

En los últimos 30 años o más, el crecimiento del PIB promedio anual de Shenzhen fue del 25%, convirtiéndose en una de las ciudades de desarrollo más rápido del mundo, y permitiendo a esta antigua aldea de pescadores realizar una completa metamorfosis, casi de la noche a la mañana, convirtiéndose en una de las principales metrópolis económicamente desarrolladas de China. En 2015, el PIB de Shenzhen llegó a 1,75 billones de RMB y el tamaño de su economía siguió siendo clasificado como la cuarta entre las ciudades medianas y grandes de la China continental, con un PIB per cápita de 158,000 RMB.

Shenzhen sigue siendo la ciudad “más conectada” de China, formó parte del primer grupo de ciudades modelo de China en banda ancha, y es una ciudad piloto en el programa de información para las personas.

En el Índice de Centros Financieros Globales (GFCI), Shenzhen fue clasificada en el número 23 en relación con las finanzas en todo el mundo, una categoría en la que se colocó en segundo lugar en la China continental.

La revista Nature del Reino Unido enumeró a Shenzhen como una de las “10 Mejores Ciudades en China para la Investigación Científica”.

Servicios

The Economist: “De las más de 4.300 zonas económicas especiales del mundo, Shenzhen es la más exitosa”.

El gobierno de Shenzhen fue clasificado como el primero en obediencia a la ley en China en el Informe de Evaluación del Gobierno de Obediencia a la Ley de China de 2015.

Tiene el primer lugar en la lista del Centro de Estudio (Washington D.C.) de los 100 mejores gobiernos municipales de China.

El gobierno municipal de Shenzhen es uno de los más eficientes en el país, siendo defensor de un gobierno obediente a la ley y honesto que aspira a servir. La municipalidad ha aprovechado las ventajas legislativas conferidas por su estatus como una zona administrativa especial para establecer un ambiente justo, transparente y relajado de negocios.

Con el fin de alcanzar sus metas y llegar a ser más “marketizada”, mejorar su gobernanza basada en la ley y aumentar su internacionalización, la ciudad ha empeñado esfuerzos para promover numerosas reformas, simplificando y mejorando los procedimientos administrativos y descentralizando el gobierno. La ciudad es conocida como un líder interno en su reforma del sistema de registro comercial y simplificación de los procedimientos necesarios para la incorporación de empresas; Mejoras que inspiran un gran entusiasmo por el espíritu empresarial. Shenzhen ya tiene 2,14 millones de entidades comerciales. Este número total de entidades comerciales y el grado de emprendimiento de la ciudad sigue siendo clasificado como el primero del país entre ciudades medianas y grandes.

Transporte

Shenzhen posee un puerto de aguas profundas internacional e instalaciones adyacentes, un gran aeropuerto internacional y el mayor puerto terrestre de entrada en China. La municipalidad es también un centro para los sistemas de transporte de pasajeros por carreteras y ferrocarriles de China.

Shenzhen es parte del Delta del Río de las Perlas, una región que tiene infraestructuras, equipamientos e instalaciones inigualables a cualquier lugar del mundo. Casi cualquier parte o pieza de equipo necesario para la industria se puede comprar en Shenzhen en menos de una hora en automóvil, lo que significa que los logros en investigación científica se pueden transformar rápidamente en productos innovadores. La distancia entre Shenzhen y la mayoría de los mercados desarrollados del mundo es poco significativa, la frontera con Hong Kong está abierta las 24 horas del día, y el aeropuerto de Hong Kong está a sólo una hora. Los productos se pueden enviar a cualquier lugar en el mundo a una hora desde el momento en que se fabricaron, dejando la fábrica a través de puertos de conexión de entrada y salida de Shenzhen y Hong Kong.

El volumen total de comercio exterior de Shenzhen y el volumen total de sus exportaciones se clasificaron como de vanguardia entre las grandes ciudades de China y sus exportaciones encabezaron la nación durante 23 años consecutivos.

En 2015, la capacidad del puerto de Shenzhen fue clasificada en tercer lugar en el mundo entre los puertos de contenedores, y el Aeropuerto Internacional Bao’an de Shenzhen como el cuarto aeropuerto más grande de China continental.

La revista Foreign Direct Investment (FDI) citó a Shenzhen como una de las “10 Ciudades del Futuro de Asia-Pacífico”.

Shenzhen

Es la capital mundial para los emprendedores: reúne lo que hay de más innovador no sólo entre los chinos, sino entre las mentes provenientes de los más variados países del mundo.

Y si China de antiguamente era conocida por el rótulo de hacer “buenas copias” de productos extranjeros, actualmente, es más que claro que esa idea está bien superada. Y si la innovación se ha convertido en un sustantivo que resume lo que mejor se produce en China hoy en día, mucho de esta transformación de las visiones se debe a Shenzhen. Y no es casualidad que los expertos ven esa ciudad china como un “stand” del futuro: es por aquí que el avance tecnológico mundial no sólo pasa, sino que nace y florece.

La información de este artículo ha sido retirada de material ofrecido por Invest Shenzhen. Más información en http://en.szinvest.gov.cn/. Een formato de video https://www.youtube.com/watch?v=TGIzQE–vdg.