Oportunidades para México en el sur de China.

El Cónsul Adscrito de México Alberto Limas, analiza algunos factores y datos que representan el potencial productivo, económico y de mercado en la provincia de Cantón, localizada en el Sur de China.
También, se reconoce el importante dinamismo que existe entre México y la región, lo cual representa un potencial para los empresarios mexicanos interesados en el comercio con la región
Oportunidades para México en el sur de China.
El mes patrio es un buen momento para reflexionar acerca de los retos y oportunidades que México tiene por delante.
El sur de China es un buen ejemplo. Esta región, a la que los chinos se refieren como “Lingnan” abarca más de un millón de kilómetros cuadrados, tiene una población de más de 300 millones de habitantes e incluye enormes ciudades y zonas de gran dinamismo económico. Es también el escenario en el que se empezó a llevar a la práctica el proceso de “Reforma y Apertura” a finales de la década de 1970, específicamente en las provincias de Guangdong y Fujian y, más concretamente, en las ciudades de Xiamen en Fujian y de Shantou, Zhuhai y Shenzhen en Guangdong.
Hace 36 años, Shenzhen era poco más que una aldea de pescadores. Ahora es una urbe de 12 millones de habitantes, que ocupa el primer lugar en comercio exterior en China (12.5% del total) y destaca como el principal nodo de innovación tecnológica del país, con empresas que destacan en áreas como equipo de telecomunicaciones  (Huawei); baterías y autos eléctricos (BYD), y equipo médico (Mindray), entre otras.
150 kilómetros al oeste se yergue Guangzhou, la tradicional puerta de China al mundo. Hace mil años, mucho antes que nombres como Beijing o Shanghai fueran pronunciados por primera vez, Guangzhou ya era el mayor puerto del país y el más cosmopolita. Actualmente, sigue siendo el eje cultural y político del sur de China y una metrópoli que también destaca por su dinamismo económico y su innovación. Basta con señalar que es sede del equipo que maneja WeChat, la red social más popular de China con más de 500 millones de usuarios, 100 millones de ellos fuera del país.
El gran arco de ciudades que va de Hong Kong a Macao, el llamado Delta del Río Perla (PRD por sus siglas en inglés), es la zona urbana más grande del mundo, con más de 40 millones de habitantes. Es un conglomerado urbano que, además de Guangzhou y Shenzhen incluye ciudades como Dongguan, Foshan, Zhuhai y Zhongshan, y que constituye uno de los tres grandes polos económicos de China junto con el Delta del río Yangtzé, donde se ubica Shanghai y la región Beijing-Tianjin-Hebei en el norte del país. Para tener una idea de la importancia de esta región, basta con señalar que Guangdong representa el 25% del comercio exterior, 11% de su Producto Interno Bruto y 12.5% de los ingresos fiscales de China.
Desde hace siglos, México ha sido un importante socio comercial del sur de China. En la época de la llamada “Nao de China”, gran parte de las mercancías embarcadas en Manila procedía originalmente de Guangdong y sus alrededores. Hoy en día, Guangdong y Fujian representan alrededor del 30% del comercio bilateral China-México. Tan sólo el comercio entre Guangdong y México es tan grande como el que nuestro país sostiene con socios tan relevantes como Brasil o España, y la empresa china con mayores inversiones en México, Huawei, es cantonesa. Este robusto intercambio económico se corresponde con estrechos lazos culturales, pues la gran mayoría de los chinos que viven en México desde hace casi 100 años proceden de Guangdong y mantienen estrechos lazos con su región de origen, al tiempo que en las últimas décadas se ha formado una dinámica colonia mexicana en Guangdong, asentada principalmente en Shenzhen y Guanzhou y formada principalmente por pequeños  y medianos empresarios, aunque también destacan algunas grandes compañías como Interceramic.
Lo anterior permite afirmar que existen bases sólidas para aprovechar el dinamismo económico del sur de China, su vocación de comercio y negocios y sus vínculos con México.
Aunque existe ya una estrecha interconexión entre industrias, sobre todo en sectores como electrónica, equipo de comunicaciones y de cómputo, hay aún grandes oportunidades en áreas como la industria automotriz-autopartes, principalmente para la inversión de empresas chinas en México. Otra gran área de oportunidad son los productos de consumo. A pesar de que México exporta a Guangdong más que a grandes países europeos como Reino Unido, Francia o Italia, el comercio está muy concentrado en sectores industriales y no se ha aprovechado el vasto mercado de consumo que representa el sur de China. Productos mexicanos como frutas, carne, vino, cerveza y tequila tienen ante sí un mercado de enormes posibilidades. Finalmente, una región como Guangdong, con una población d 108 millones de habitantes e ingresos per cápita que en 2014 rebasaron ya los 10 mil dólares anuales es un mercado ideal el turismo. Baste con señalar que China Southern, la mayor aerolínea de China y tercera del mundo, está basada en Guangzhou.
El Gobierno de México a través de la Embajada en Beijing y del Consulado General en Guangzhou, con el apoyo de dependencias como el Instituto Nacional del Emprendedor, ProMéxico y del Consejo de Promoción Turística de México, ha realizado esfuerzos para desarrollar este potencial, destacando la participación como país co-anfitrión en la Feria Internacional de Pequeñas y Medianas Empresas de China (CISMEF) en octubre de 2014, con una delegación de 175 empresas, la más grande que ha participado en un evento comercial en China.
Como Representación de México en el sur de China, el Consulado General de México en Guangzhou tiene la misión de dar continuidad a estos esfuerzos y apoyar a las empresas mexicanas que se adentran en el país  y a las empresas chinas que desean hacer negocios con México.
Este esfuerzo requiere del apoyo de aliados estratégicos y uno de ellos es el Departamento Latino de CW CPA, un socio clave al que agradezco la oportunidad de incluir este mensaje en su boletín CONNEXO y el gran apoyo que siempre nos han brindado, especialmente al Sr. Thomas Wong.
¡Viva México!
José Alberto Limas Gutiérrez
Cónsul de México en Guangzhou