Nuevas Zonas de Libre Comercio en China

theCCP / Pixabay">

Con el objetivo de obtener información de primera mano sobre las tres nuevas Zonas de Libre Comercio, el Latin Department de CW CPA se reunió cara a cara con funcionarios del gobierno chino. Destacamos algunos puntos relevantes de lo que se conoce hasta el momento.

El pasado 20 de abril, el Consejo de Estado chino presentó el marco para el desarrollo de tres nuevas Zonas Piloto de Libre Comercio (FTZ por sus siglas en inglés). Estas se sumarán a la ya existente en Shanghai, en un paso más por promover reformas en la economía del gigante asiático, impulsar el comercio y facilitar la inversión, según fuentes oficiales.

Estas FTZ están estratégicamente ubicadas en regiones claves del país. La de Tianjin pretende convertirse en una guía de desarrollo en el noreste chino y busca promover la integración de Beijing y las provincias vecinas de Tianjin y Hebei. Por su parte, la FTZ de Fujian está pensada como una ventana para estimular la cooperación económica entre China y Taiwan. Históricamente, Fujian fue el punto de partida de la ruta de seda marítima, y actualmente es un área esencial en la iniciativa de integración con los países de Eurasia, conocida en inglés como Belt and Road Initiative.

Finalmente, la FTZ de Guangdong le apunta a estrechar los lazos entre el sur de China continental y las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao.

Las tres nuevas Zonas funcionarán bajo el mismo esquema de la de Shanghai y se regirán por la misma Lista Negativa (Negative List Managment), un listado de los sectores en los que la inversión extranjera está restringida o prohibida. Esto quiere decir que las inversiones extranjeras en las áreas que no están incluidas en dicha lista, serán tratadas bajo las mismas reglas que cobijan a las inversiones nacionales. Ese mismo 20 de abril, el gobierno dio a conocer la actualización de la Lista Negativa, la cual redujo el número de sectores con restricciones de 139 a 122.

Queda claro entonces que las cuatro FTZ de china están abiertas a las mismas actividades económicas. Sin embargo, hay ciertos sectores que sobresalen en cada una de las zonas.

Shanghai está enfocada principalmente en establecer un sistema de innovación financiera, donde se sigan las reglas y prácticas internacionales. Uno de sus propósitos es, además, atraer multinacionales que ofrecen servicios refinados. Tianjin, por su parte, se considera el principal centro naviero y logístico del norte de China, y, a su vez, tiene el más grande negocio de leasing financiero en el país. Fujian se centra en la cooperación financiera, comercial y en turismo con Taiwán.

Guangdong es el centro económico del sur de China y una de las provincias líderes en industrialización, con industrias fuertes como maquinaria y aparatos eléctricos, petroquímicos, textiles, farmacéutica y material de construcción, entre otras. Desde hace ya varios años trabaja por una mayor integración con Hong Kong y Macao, lo que se espera reforzar con la nueva FTZ.

Esta zona está dividida en tres regiones: Nansha, Qianhai y Hengqin. La primera, quiere aprovechar el fuerte sector manufacturero de la zona y tomarlo como líder en el establecimiento de un hub de servicios de alto nivel mundial. Así mismo, se enfoca en logística portuaria y comercio internacional. Qianhai, tiene gran interés por desarrollar el comercio fronterizo de RMB como líder de una industria de servicios moderna, mientras Hengqin, cerca de Macao, se centra en la comunidad de habla portuguesa para incentivar sectores como el turismo, la salud y la cultura.

Se espera que al establecer una plataforma con países de habla portuguesa, se impulsen las relaciones comerciales con Latinoamérica, Europa y África y se abra un canal para lograr futuros Tratados de Libre Comercio.

Según el consulado de Brasil en Hong Kong, la FTZ ubicada en Zhuhai, específicamente en la isla de Hengqin, le permitirá a las industrias de manufactura y a los distribuidores brasileños promover sus marcas en China, las cuales por ahora son prácticamente desconocidas en este mercado. Las empresas podrán ensamblar, procesar y empacar de nuevo sus productos. China es ya el primer socio comercial de Brasil, pero el comercio bilateral está todavía en sus primeros pasos de infancia y puede incrementar vastamente, según el consulado. Por eso el gobierno brasileño asegura que la FTZ de Zhuhai ofrece una buena oportunidad, no solo por su ubicación geográfica, que da un inmediato acceso a la rica provincia de Guangdong, sino también porque se crea la oportunidad de reexportar.

En conclusión, se espera que la FTZ de Guangdong ayude a fortalecer las relaciones de esta región de China con Hong Kong, y que se creen mayores oportunidades de acceso al mercado chino para firmas extranjeras.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *