La Relación de China y Chile a la Luz del Tratado de Libre Comercio

rolandocisternas / Pixabay">

La relación bilateral entre China y Chile está marcada por una serie de hitos históricos que dan cuenta de la pionera y estrecha relación de confianza entre estas lejanas naciones. Así, se suele escuchar en innumerables instancias y discursos que Chile fue el primer país en América del Sur en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China (1970); que fue el primer país en la región en apoyar su ingreso a la Organización Mundial del Comercio (1999); que fue el primer país latinoamericano en reconocer al gigante asiático como economía de mercado (2004); y que fue el primer país (considerado individualmente) en suscribir un Tratado de Libre Comercio (2005). 

 

A estos hitos se suman: la elevación de la relación de ambas naciones a “Asociación Estratégica” (2012) y la reciente aceptación de China como miembro observador de la Alianza del Pacífico (2013).

El Tratado de Libre Comercio ha sido un factor determinante para generar un creciente intercambio comercial entre ambas naciones. Es así como desde su entrada en vigencia, los envíos chilenos a China han crecido a una tasa promedio anual del 20,7%, convirtiendo al gigante asiático en el primer destino de las exportaciones chilenas, superando a Estados Unidos en 2007 y la Unión Europea en 2009. Es esperable que este intercambio continúe creciendo, ya que desde el 1 de enero de 2015, el 99,3% de los productos chilenos que ingresan a China lo hacen con arancel cero.

No obstante, existen aún desafíos comerciales pendientes, como la falta de diversidad en la canasta de productos (el cobre representó el 79% del total de envíos el año 2013) y que solo diez empresas concentran alrededor del 70% del total del volumen exportado.

En lo que se refiere a las importaciones, desde el año 2005 han aumentado a un promedio anual del 23,9%, ocupando actualmente China el segundo lugar de origen de las mismas (luego de Estados Unidos) y, desde el 1 de enero de 2015, el 97,1% de los envíos de China a Chile están exentos de arancel. Las importaciones chinas no están caracterizadas por la concentración de mercado (los quince principales productos solo representan alrededor del 25% del total importado y las diez principales empresas envían solo el 20% de las compras).

Un desafío adicional a abordar hacia el futuro es la baja inversión extranjera directa de empresas chinas en Chile. Entre los años 1974 y 2013, los capitales chinos invertidos en Chile alcanzaron un total de US$116,2 millones, mientras que el total acumulado de inversión de empresas chilenas en el gigante asiático llegó a un total de US$308 millones.

Finalmente, cabe destacar la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Hong Kong el pasado 9 de octubre de 2014, con lo cual se consolida la relación con una de las economías más competitivas y abiertas del planeta, y el acceso a uno de los mercados de servicios financieros más desarrollados del mundo.

Carey es el estudio de abogados más grande de Chile, con más de 200 profesionales en su área legal. Es considerada una de las firmas de abogados líder de América Latina. Prestamos la gama completa de servicios legales con abogados altamente especializados en todas las áreas del derecho.

itornero@carey.cl

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *