Slide background

FIRMA DE CONTADORES PUBLICOS

CERTIFICADOS Y ASESORIA DE NEGOCIOS

Saber mas
Slide background

FIRMA DE CONTADORES PUBLICOS

CERTIFICADOS Y ASESORIA DE NEGOCIOS

Saber más
Slide background

GUÍA SOBRE LAS NORMAS DE RESIDENCIA FISCAL EN ESPAÑA.

Escrito por Adriana Vericat, Tax Services, ilv silver

RESIDENCIA FISCAL

De acuerdo con la Ley del Impuesto sobre la Renta Personal (“IIT, por sus siglas en inglés”) española, una persona física se considerará residente fiscal en España, en un período fiscal determinado, cuando ocurra una de las siguientes circunstancias:

  • Permanecer más de 183 días en España durante el año calendario, teniendo en cuenta las ausencias esporádicas a los fines de los residentes españoles.
  • El centro de intereses vitales o la base de actividades económicas se encuentra, directa o indirectamente, en España.

Sin embargo, si una persona se considera residente fiscal tanto en España como en China debido a las leyes fiscales nacionales en cada caso, los requisitos del Tratado Fiscal entre España y China deben analizarse más a fondo para identificar en qué país la persona física reside. De acuerdo con el artículo 4 del Tratado Fiscal, los criterios establecidos para determinar la residencia fiscal en caso de conflicto de residencia doble impuesto serían los siguientes.

  1. Vivienda permanente disponible
  2. Centro de intereses vitales.
  3. Residencia habitual
  4. Nacionalidad

Los requisitos establecidos anteriormente se enumeran en orden, es decir, si la persona no cumple con los primeros criterios, debe analizarse si se cumple el siguiente requisito, y así sucesivamente.

En el caso de que no sea posible determinar la residencia fiscal de la persona debido a que se cumplen todos los requisitos en ambos Estados, o si no se cumple ninguno de ellos, se seguirá el procedimiento de acuerdo mutuo (“MAP”, por sus siglas en inglés). Un MAP implica la comunicación entre las autoridades competentes de ambos Estados para participar en la resolución de disputas fiscales internacionales no resueltas.

Si se considera que un individuo es un residente fiscal español en España, el individuo estaría sujeto a impuestos en España por su ingreso mundial a una escala impositiva progresiva (es decir, 19% -48%), que dependería de la Región Autónoma en la que reside.

FORMULARIO 720

Además, como consecuencia de ser un residente fiscal en España, si esa persona tiene propiedades, cuentas bancarias u otros activos, como acciones, mantenidas fuera de España y cuyo monto total en cualquier categoría exceda los € 50,000 dicha información debería ser informada mediante FORM720.

LEY BECKHAM

Existe un régimen fiscal especial para los empleados que se mudan al territorio español, comúnmente conocido como la “Ley Beckham”. Las personas que adquieren su residencia fiscal en España como consecuencia de mudarse a España (más de 183 días en un año calendario), pueden optar por pagar impuestos de acuerdo con el Impuesto sobre la renta de no residentes, manteniendo su condición de contribuyentes de impuestos españoles para período fiscal en el que cambian de residencia y durante los 5 períodos fiscales siguientes, siempre que la persona que se mude a España cumpla con las siguientes condiciones:

  1. El individuo no ha residido en España durante los diez años fiscales anteriores al año en que se mudó al territorio español.
  2. El traslado al territorio español se debe a (i) un contrato de trabajo o (ii) convertirse en el administrador de una empresa en la que no tienen acciones, o si lo hacen, donde su participación no las califica como parte relacionada.
  3. El individuo no gana ingresos clasificados como obtenidos a través de un establecimiento permanente en el territorio español. Como regla general, una persona obtiene ingresos a través de un establecimiento permanente cuando tiene disponibilidad en España, en cualquier capacidad, instalaciones o lugares de trabajo de cualquier tipo en el que generalmente realiza todo o parte de su negocio, o cuando el individuo actúa en España a través de un agente autorizado para contratar en nombre y por cuenta de la persona u organización no residente. Siempre que ejerzan estos poderes habitualmente, se consideran no residentes que actúan a través de un establecimiento permanente.

El importe total de los ingresos de empleo obtenidos por el contribuyente durante la aplicación del régimen especial se entenderá obtenido en el territorio español. Bajo el régimen fiscal especial, el porcentaje que se retendrá sobre los ingresos derivados del trabajo será una tasa impositiva fija del 24%. Cuando los pagos realizados por un único pagador por los ingresos derivados del trabajo durante el año calendario excedan los € 600,000 el porcentaje de retención aplicable al exceso será del 45%.

Debido al hecho de que cuando un individuo está sujeto al régimen fiscal especial, ya que dichos individuos solo pagan impuestos sobre la base del ingreso laboral obtenido en España y no de su ingreso mundial, no estarían obligados a informar sobre activos mantenidos en el extranjero en FORM720.

Al aplicar el régimen fiscal especial, como regla general, la persona será considerada como un residente fiscal no español a efectos de un tratado fiscal debido al hecho de que en la mayoría de los tratados tributarios el término residente no incluye a ninguna persona que esté sujeta a impuestos. en ese Estado con respecto únicamente a los ingresos o ganancias de capital de las fuentes en ese Estado o capital situado en él. Como resultado, la persona no podría obtener un certificado de residente fiscal de acuerdo con el tratado fiscal y no podría aprovechar los beneficios del tratado fiscal. Sin embargo, el tratado tributario dentro del acuerdo de doble tributación entre España y China no incluye esta exclusión al término de residente. Por lo tanto, una persona que aplique el régimen fiscal especial podría beneficiarse de las disposiciones del tratado fiscal entre España y China para evitar la doble tributación.

Si la persona es elegible, la aplicación del régimen fiscal especial debe solicitarse ante la Administración Tributaria española dentro de los 6 meses posteriores al inicio de la actividad indicada en el Registro de la Seguridad Social en España. La declaración anual PIT debe presentarse a fines de junio del año siguiente.

NUEVO TRATADO TRIBUTARIO

La información aquí proporcionada considera el tratado fiscal entre España y China que entró en vigencia en 1992. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que hay un acuerdo en curso y que las implicaciones fiscales deben revisarse una vez que el nuevo tratado tributario esté en vigor.

Además, durante el año fiscal 2018, más de 84 estados firmaron el Convenio multilateral para implementar medidas relacionadas con el Tratado tributario para prevenir la erosión de base y el cambio de ganancias (“Instrumento multilateral” o “MLI”). El objetivo de MLI es implementar una serie de medidas de tratados fiscales para actualizar las normas fiscales internacionales y evitar la evasión fiscal por parte de empresas multinacionales. Sin embargo, el acuerdo no sería un ‘Acuerdo de Impuestos Cubiertos’ porque España no lo ha incluido en su notificación.

SOBRE ILV SILVER

ILV SILVER es una empresa de servicios profesionales con sede en Barcelona que ofrece una amplia gama de servicios de auditoría, contabilidad, impuestos, legales y otros servicios profesionales para clientes privados y corporativos en España. ILV SILVER se especializa en la prestación de servicios de transacciones y diligencia debida para adquisiciones de negocios, y bienes raíces y otras inversiones en España. Nuestros clientes incluyen capital de riesgo y fondos de capital privado, e inversionistas privados y corporativos.

Si desea obtener más información sobre las normas de residencia fiscal en España, comuníquese con la Sra. Adriana Vericat (avericat@ilvsilver.com).