10 AÑOS DE EXPERIENCIA ACOMPAÑANDO A INVERSIONISTAS

DEL MUNTO ENTERO EN LA CONCEPCIÓN, IMPLEMENTACIÓN Y

OPERACIÓN DE SUS PROYECTOS DE NEGOCIOS EN CHINA

¿CÓMO ABRIR UNA CUENTA BANCARIA EN HONG KONG?

Desgranamos los obstáculos a los que los inversores extranjeros se enfrentan hoy en día y te ofrecemos las claves para obtener tu cuenta en HK.

Hubo un tiempo en el que se decía que el abrir una cuenta bancaria en Hong Kong era fácil y que Hong Kong era una de las ciudades más convenientes para ello entre las grandes ciudades del mundo. Eran otros tiempos. Hoy en día se está volviendo cada vez más difícil el abrir una cuenta bancaria en esta ciudad, tanto para compañías como para particulares.

El pasado 19 de mayo el South China Morning Post se hacía eco de la campaña, propulsada por la Hong Kong General Chamber of Commerce en colaboración con el resto de Cámaras de Comercio internacionales, en contra del endurecimiento en las condiciones para la apertura de cuentas bancarias de negocio en Hong Kong. La campaña denuncia que, según relatan varias fuentes, algunos de los principales bancos están aplicando medidas que sobrepasan las establecidas por el Hong Kong Monetary Authority (HKMA). Entre las exigencias reportadas destacan la necesidad de demostrar un volumen de negocio sustancial (supuestamente, de hasta 15 millones de USD en ciertos casos), o de presentar un documento de identidad de HK junto con la solicitud. La voz de alarma ya está corriendo entre inversores extranjeros, que aseguran que esto podría suponer un varapalo para la reputación de Hong Kong, que por otro lado sigue siendo la ciudad en Asia que reúne las mejores condiciones para los negocios.

Pero, ¿qué suscita la aparente aversión del sector financiero en Hong Kong a la entrada de nuevos inversores extranjeros en la ciudad? Hay 3 directrices que subyacen bajo estas dificultades para la apertura de cuenta bancaria. Entenderlas ayuda a entender mejor a que se enfrentan las empresas y emprendedores que intentan obtener una cuenta bancaria en Hong Kong por primera vez. Son las Medidas contra el Blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y corrupción (resumido bajo las siglas AML/CFT en inglés) por un lado, el FATCA (Foreign Account Tax Complaince Act) por otro, y el Estándar Global para el Intercambio Automático de Información impulsado por la OCDE, que Hong Kong se ha comprometido a cumplir para 2017, por último.

Los bancos están obligados a introducir medidas cada vez más estrictas en la apertura de cuentas bancarias para asegurarse que se mantienen dentro del marco regulatorio que establecen estas directrices. Es por lo tanto imprescindible para los inversores extranjeros en Hong Kong tener un amplio conocimiento de los fundamentos en estos 3 documentos.

Medidas contra el Blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y corrupción

Publicado por el Hong Kong Monetary Authority (HKMA), esta regulación, entre otras cosas, obliga a las instituciones financieras a entender y conocer la identidad y antecedentes de los titulares y de toda persona con poderes de gestión de cada cuenta bancaria. Esto se traduce en el conocido como KYC (Know Your Customer), el proceso de due dilligence al que los bancos someten a sus posibles clientes. A las instituciones financieras se les requiere además tomar medidas adicionales de verificación en caso de que haya cualquier indicativo de que la compañía o individuo involucrado en el proceso de apertura de cuenta puede ser considerado de “alto riesgo” que pueda estar relacionado con el blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y corrupción. Estos indicativos incluyen factores como la naturaleza del negocio, los mercados en los que la compañía opera, el lugar de nacimiento, el lugar de residencia, la nacionalidad, la edad, la experiencia, o el dominio de idiomas del individuo. De manera adicional, los bancos revisan con especial recelo las solicitudes de apertura de cuenta por parte de compañías en jurisdicciones offshore (tales como BVI, Samoa, o Seychelles).

FATCA

FATCA entró en efecto este mismo mes de julio de 2015, y requiere a instituciones financieras de fuera de los EEUU a aportar la información de relevancia sobre cuentas bancarias en propiedad de personas de los EEUU al Internal Revenue Service (IRS), la autoridad tributaria del país norteamericano. En el caso de que una institución financiera de fuera de los EEUU no cumpliera con los requisitos impuestos por FATCA, el IRS puede imponer una retención en origen del 30% en pagos a dichas instituciones financieras o sus clientes en pagos desde los EEUU.

FATCA establece así una carga en los cumplimientos que añade en complejidad y que resulta un desafío, lo que se traduce en un alto coste. Deben de determinar si tanto nuevos clientes como aquellos ya existentes son consideraros personas de los EEUU y deben por tanto cumplir con las condiciones del FATCA. Tanto así que se les pide a estos clientes que ellos mismos certifiquen que efectivamente no son personas de los EEU en términos fiscales. Incluso aquellos que no son americanos encuentras absurdo y engorroso el tener que proveer la cantidad de documentos y formularios a firmar y entregar al IRS con tal de abrir una cuenta bancaria. Lo que es aún peor, las compañías en individuos que cuentan ya con una cuenta recibirán cartas de sus respectivos bancos para revisar el KYC y el FATCA. Se espera un aumento en el cierre de cuentas bancarias en los próximos dos años, coincidiendo con la fecha límite para el total cumplimiento con la regulación FATCA.

¿Cómo cumplir con los requerimientos de los bancos? En caso de duda consulte con un CPA

La realidad es que en Hong Kong, el sector financiero domina, y los bancos son los reyes. Esto hace de Hong Kong uno de los mercados financieros más atractivos para inversores de todo el mundo. Pero también aumenta la importancia de una gestión adecuada de la relación con los bancos.

Las directrices que marcan el marco regulatorio para los bancos en Hong Kong son las que inspiran los estrictos procedimientos de KYC que se exigen a las empresas que quiere abrir una cuenta bancaria por primera vez. El objetivo, como se menciona anteriormente, es obtener un conocimiento profundo de las empresas, su actividad comercial, y los beneficiarios propietarios últimos. La documentación e información a presentar debe de cumplir con dos objetivos primordialmente:

  • Aportar información sobre los beneficiarios propietarios últimos que son personas físicas: además de prueba de identidad de los mismos, también se requerirá una prueba de domicilio, y en algunos casos información sobre la situación financiera personal.
  • Aportar información sobre la actividad comercial de la empresa: en el caso de una empresa de nueva creación en HK, además de presentar un plan de negocios, esta puede hacer valer el bagaje comercial y financiero de una empresa ya existente con la que tenga una relación comercial tácita. El banco requerirá business proof de esta segunda empresa, bien en forma de facturas así como de estados financieros que demuestren la situación financiera de la misma. Para que el banco acepte la existencia de esta relación comercial es necesario aportar evidencia que la sustente, bien sea por participación directa como accionista de la segunda en la primera, bien por estar involucrados los directores y accionistas de la HK Limited en los órganos administrativos de la empresa matriz. En estos casos es habitual que los bancos requieran copias de actas de constitución y estatutos de la compañía matriz como evidencia.

Para asegurar el buen entendimiento con las instituciones bancarias, es además esencial tener un conocimiento previo de las mismas, y muy recomendable contar con contactos que faciliten ese entendimiento. Esto cobra una mayor importancia dado el clima actual en lo que respecta a la apertura de cuentas.

Así, los mejores resultados se obtendrán yendo de la mano de firmas profesionales. Y en Hong Kong son las firmas de CPA (Certified Public Accountants), como CW CPA las que tiene una relación más estrecha con los bancos, por un sencillo motivo: toda empresa en HK necesitará contar al menos con un banco que le provea la cuenta bancaria, y con un CPA que le prepare la auditoría anual obligatoria. Si a eso le añadimos que las CPA son también habitualmente las encargadas de la creación y establecimiento de empresa, el resultado es que empresas como CW CPA, con más de 30 años de historia, han desarrollado un vínculo profesional con las instituciones bancarias que no tiene comparación. A continuación destacamos 3 aspectos del proceso de apertura con los que podemos ayudar a que nuestros clientes obtengan la tan deseada cuenta bancaria:

  1. Elegir la institución bancaria adecuada dependiendo de las circunstancias: Diferentes bancos tienen diferentes requerimientos. Nuestra labor como CPA nos obliga a monitorizar constantemente los requisitos exigidos por diferentes bancos para sugerir al cliente aquel que vaya a permitirle obtener la cuenta bancaria.
  2. Preparar la documentación de acuerdo con los últimos requisitos bancarios. Los requisitos en cuanto a información y documentación a presentar, así como en cuanto a condiciones que las empresas deben de cumplir, son relativamente cambiantes. Hay que mantener un contacto continuo con los bancos para estar al día en cuanto a los requerimientos. Preparar esa documentación de antemano y facilitarle los trámites al banco permitirá al cliente presentarse de manera positiva.
  3. Contactar con la persona adecuada dentro de la organización. Años de relación profesional y de referir a compañías nos ha permitido establecer relación directa con personas clave dentro del organigrama de los bancos, lo que ayuda en muchos casos a atajar ciertas dificultades.