Slide background
Slide background

30 AÑOS DE EXPERIENCIA ACOMPAÑANDO A INVERSIONISTAS

DEL MUNTO ENTERO EN LA CONCEPCIÓN, IMPLEMENTACIÓN Y

OPERACIÓN DE SUS PROYECTOS DE NEGOCIOS EN CHINA

ANÁLISIS COMPARATIVO SOBRE IMPUESTOS ENTRE MÉXICO Y CHINA

Al hablar de impuestos, mucha gente se siente perdida. Siendo que la materia fiscal puede llegar a ser compleja, algunas veces es importante entender otros sistemas tributarios en otros países a través de una comparación. En China, los impuestos representan una importante fuente de ingresos. El Departamento Latino de CW CPA proporciona a nuestros subscriptores y lectores con una simple y clara comparación entre los principales impuestos de México y China.

Los impuestos se clasifican de la siguiente forma en China

  1. Impuesto sobre la Renta: Se cobra de manera anual de acuerdo a los ingresos (ejemplo: sueldos, salario, comisiones) e ingreso no devengando (ejemplo: dividendos, intereses, pago de la renta). Existen dos categorías:
    a. Impuesto Sobre la Renta Personas Morales (CIT).
    b. Impuesto Sobre la Renta Personas Físicas (IIT).
  2. Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  3. Impuestos al Consumo: Este impuesto aplica para ciertos bienes de lujo que son manufacturados, procesados o importados.
  4. Otros impuestos: se aplica, en otros casos, de forma independiente por los diferentes niveles gubernamentales.

Basándonos en la división anterior, compararemos cada impuesto con los impuestos equiparables o similares en México.

  1. Impuestos sobre la renta.

Los impuestos sobre la renta en las personas morales y en las personas físicas se recaudan dentro de un año fiscal. En México, este impuesto se conoce el ISR.

a. Impuesto sobre la Renta Personas Morales.

Las empresas tienen derecho a ciertas deducciones. Generalmente, los gastos, costos y perdidas que están directamente relacionadas a los ingresos tributables pueden ser deducidos. Los bienes fijos con vida útil de más de 1 año se depresión. Para el caso de edificios o infraestructura d 20 años esto ocurre en 20 años y los equipos electrónicos en 3 años. Generalmente, la depreciación se calcula utilizando el método de línea recta.

Bienes intangibles como las patentes, marcas registradas, la propiedad intelectual y los derechos de uso de tierra pueden ser amortizados. Los gastos organizacionales y de inicios de operación son completamente deducibles de impuestos en el primer año de operación. Los intereses en los prestamos generalmente también son deducibles. Donaciones a la caridad tiene una deducción de hasta el 12% en la ganancia contable anual.

Existen incentivos para las compañías de alta tecnología que se incorporan en las Zonas Económicas Especiales (SEZ) y las Zonas Piloto de Libre Comercio (FTZ). Los gastos destinados a la + D que resulten del desarrollo de nueva tecnología, nuevos productos o nuevas técnicas de producción también son deducibles de impuestos.

Las pérdidas fiscales pueden trasladarse por un período no superior a cinco años tomando el año posterior en que se produjeron las pérdidas.

En México, el porcentaje estándar para el ISR es del 30%. Este impuesto aplica para compañías domésticas y extranjeras por igual. Sin embargo, en algunos casos, las empresas extranjeras pueden aplicar para obtener ciertos beneficios, incentivos o excepciones por parte de los gobiernos locales. Las ganancias de capital por las ventas de activos fijos, acciones y bienes inmuebles son tratadas como ingreso normal, por lo que están sujetas a la tasa estándar.

Las empresas mexicanas también tienen derecho a ciertas deducciones. El método de depreciación por línea recta también se permite de acuerdo a que está estipulado en la ley (ejemplo: el estimado de vida util para vienes es de 20 años y 3 años para computadoras, etc.). Los gastos por inicios de operación que incluso se pueden incurrir al comienzo de las operaciones pueden ser amortizados a una tasa del 10% al año. Todos los impuestos a nivel federal, estatal y local en los que una empresa incurre, se consideran como gastos deducibles para cuestión del ISR, excepto el impuesto federal del IVA, el IEPS y otros impuestos relacionados a la adquisición de activos fijos y bienes inmuebles. Las pérdidas netas por operación pueden trasladarse y ser deducidas, no obstante, pueden ser sujetas a ciertas limitaciones. La cantidad máxima para donaciones deducibles está limitada al 7% de los ingresos tributables del año anterior. Las deducciones de ciertos gastos por negocios (ejemplo: comidas con clientes o negocios o carros que son propiedad de la empresa) son limitados.

b. Impuesto sobre la renta para personas físicas (IIT).

Los residentes en la República Popular de China pagan impuestos en sus ingresos nacionales e internacionales, mientras que los no residentes pagan impuestos sobre su ingreso en China. La ley china determina las diferentes fuentes de ingresos y las agrupa en diferentes categorías, por ejemplo, el sueldo, el salario, operación de negocios propios o sobre la base de un contrato de arrendamiento, servicios laborales, dividendos, intereses, regalías, ingresos por arrendamiento, transferencia de propiedad, otros ingresos (no relacionados a las categorías anteriores). El impuesto se aplica en base a las tasas progresivas que van desde el 3% al 45%, en donde varían de acuerdo a la fuente de ingresos y a la cantidad de ingresos.

Los individuos tienen derecho a ciertas deducciones, dependiendo de la categoría de sus ingresos. Los contribuyentes individuales que tienen un sueldo y un salario recibido en China están sujetos a una tasa fija de una deducción mensual de 3,500 RMB, mientras que los extranjeros están sujetos a una deducción mensual de 4,800 RMB. La contribución al seguro social se hace de acuerdo a la ley china de seguridad social y se deduce con propósitos del ISR para personas físicas. Las contribuciones personales básicas como los pagos para el fondo a la vivienda, y el seguro de gastos médicos, la pensión y el seguro de desempleo son deducibles.

Los ingresos en individuos por servicios laborales, remuneración del autor, ingresos por regalías e ingresos por alquiler pueden tener cierta deducción si cumplen con los siguientes criterios, si la cantidad que se recibe en cada pago no es mayor a los 4,000 RMB, una deducción estándar de 800 RMB se puede permitir. Si la cantidad recibida de un pago es mayor a los 4,000 RMB, la deducción del 20% es permitida. En los casos donde haya más de un pago en el mismo mes para un individuo, los pagos deben ser sumados para determinar lo deducción permitida. Las contribuciones a caridades hechas a organizaciones sin fines de lucro pueden ser deducidas hasta en un 30% del ingreso tributable mensual de una persona. La deducción se aplica a todas las fuentes de ingreso.

En México este impuesto tiene una tasa del 1.92% al 35%. Los residentes deben pagar impuestos en sus ingresos mundiales y los no residentes deben de pagar impuestos solo en su ingreso obtenido en México.

Los individuos tienen derecho a ciertas decisiones. Las deducciones persales existen, pero tiene limitad y algunas restricciones pueden aplicar. Las contribuciones hechas a caridades autorizadas pueden deducirse hasta el 7% del ingreso tributable anual del año anterior. Gastos médicos (incluyendo terapia psicológica y nutricional), dentales y funerarios incurridos en ellos mismos y sus dependientes también pueden ser deducidos. Además, los intereses en la hipoteca de una casa o los pagos de un seguro de saludo, también pueden ser deducibles. Las contribuciones a las cuentas de retiro y las contribuciones voluntarias como parte del Sistema de Seguridad Social Mexicano también son deducibles. Los gastos por pagos de colegiatura para hijos, esposas, padres o personales, pueden ser deducibles hasta cierto límite, dependiendo del nivel de educación. Los costos por estudios universitarios, no son deducibles. Las pérdidas fiscales pueden trasladarse por 10 años solamente en relación a los ingresos profesionales y de negocios.

2. Impuesto al Valor Agregado (VAT)

El IVA es un impuesto nacional para la venta, importación de bienes, provisión de servicios y la venta de propiedad intangibles. En China, existen dos tipos de contribuyentes para el IVA: contribuyentes generales y contribuyentes pequeños. Este esquema está basado en las ventas tributables anuales.

Para los contribuyentes generales, la tasa estándar es del 17% pero dependiendo en el tipo de productos o servicios, se pueden asignar diferentes tasas, por ejemplo, del 11%, 6% o el 0%. Los servicios de transporte, servicios postales, telecomunicaciones básicas, servicios de construcción y servicios de arrendamiento de bienes inmuebles tiene una tasa del 11%. Algunos servicios con valor agregado de telecomunicación, servicios financieros, servicios para el consumidor, entre otros, tienen una tasa del 6%. La importación de bienes, al igual que la reparación, los servicios de procesamiento o de reemplazo, entre otros, tienen una tasa del 0%. Los contribuyentes generales del IVA tienen permitido acreditar los ingresos del IVA contra los egresos del IVA.

Los pequeños contribuyentes son aquellos que, en un año fiscal, no exceden los límites de venta establecidos. Los limites van desde 500,000 RMB para contribuyentes en el sector industrial, 800,000 RMB para contribuyentes en el sector comercial y 5,000,000 RMB para los contribuyentes de la reforma del IVA. La tasa del IVA para los pequeños contribuyentes es 3%.

Generalmente, los bienes exportados desde China tienen una tasa de impuesto del 0%. Los contribuyentes involucrados en activadas de negocios con tasa del 0% pueden obtener un crédito o reembolso del ingreso del IVA en que se incurra. Sin embargo, el tipo de bienes que son exportadas determinarán el porcentaje de los ingresos del IVA reembolsable tomando una escala de tasa del 0% al 17%.

Las excepciones al IVA significan que los ingresos del IVA no pueden ser acreditados o reembolsados. Estas excepciones necesitan cumplir con ciertos requerimientos para poder ser aplicados.

Las compañías generalmente necesitan esta registradas ante la autoridad tributaria local durante el tiempo de su incorporación para ser reconocidas como contribuyente general o contribuyente pequeño. Una declaración del IVA debe presentarse de forma mensual y antes del día 15 del siguiente mes.

En México, el IVA (Impuesto al Valor Agregado) tiene una tasa estándar del 16% en productos o servicios, de forma más específica venta de bienes y servicios, pagos de renta y en la importación de bienes o servicios. Las exportaciones, venta de medicina y los alimentos sin procesar no tienen una tasa de impuesto. Adicionalmente, algunos bienes están exentos del pago del IVA como lo son libros, la venta de tierra, los intereses, servicios médicos, educación, salarios y sueldos, la renta de propiedad residencial, etc.

El IVA está calculado en una base mensual y el pago del IVA se requiere que se realice el día 17 de cada mes subsecuente. Los ingresos por IVA normalmente se acreditan contra los egresos del IVA. El IVA acreditable se puede recuperar como reembolso o compensación contra otros impuestos o puede tomarse como crédito contra responsabilidades subsecuentes al IVA. El sobrepago del IVA puede utilizarse para compensar las obligaciones tributarias de otros impuestos federales. Además, un informe mensual sobre las transacciones del IVA preparado por el contribuyente debe presentarse mensualmente.

3. Impuesto al Consumo (CT)

El impuesto al consume en China es uno de los impuestos más importantes. Las organizaciones y los individuos involucrados en la producción, procesamiento y la importación de bienes de consumo especificados en la Ley de Impuestos al Consumo son contribuyentes de este impuesto y deben pagarlo de acuerdo a las regulaciones correspondientes. Este impuesto cae sobre el siguiente tipo de productos: artículos de lujo, como cosméticos, piedras preciosas, gemas, jade, bolas y palos de golf, relojes de lujo, yates, productos que son nocivos para la salud, orden social o para el ambiente, como el tabaco, vino, alcohol, petardos y fuegos artificiales, al igual que los productos de alta gama como las motocicletas, los automóviles y las llantas de los vehículos. Además del producto, no renovables como la gasolina y el diésel.

El impuesto al consumo debe ser pagado en el punto de venta. El impuesto al consumo se paga en los bienes importados cuando se hace la declaración en aduanas. Generalmente, los bienes exportados por un contribuyente están exentos de este impuesto. Si los bienes a exportar han sido previamente importados a China, el impuesto al consumo puede ser reembolsable. Los bienes que están exentos del IVA también están exentos del Impuesto al Consumo.

Las tasas de impuestos que se utilizan para las calculaciones pueden variar considerable mente, dependiendo del tipo del producto. Existen dos métodos para calcular el impuesto: ad valorem y de acuerdo a la cantidad. Ad valorem significa que el impuesto se va a tomar respecto al valor del producto. El método de cantidad, asigna la tasa del impuesto de acuerdo al volumen o a la cantidad tributable del producto vendido.

El IEPS (Impuesto Especial en la Producción y Servicios) es un impuesto especial que se asigna en la producción de ciertos bienes y otros servicios relevantes. En México, el IEPS se impone en la gasolina, la cerveza, el vino, los licores, la comida chatarra, los cigarros y otros productos del tabaco, así como ciertos servicios relacionados al consumo anteriormente mencionados. Adicionalmente, los servicios que involucran las rifas o las apuestas, al igual que los servicios de telecomunicaciones también incurren en el IEPS. Generalmente, la tasa del IEPS va del 3% al 54%, por ejemplo, para bebidas alcohólicas y los servicios relacionados a estos, la tasa va del 25% al 53%. La tasa del 30.4% al 160% es aplicada para productos del tabaco, cigarros y servicios relacionados con estos productos. Para productos que cuenten con una densidad calórica de 275 kilocalorías hay una tasa del 8%. En cuanto a las loterías y las apuestas, hay una tasa del 30%. Mientras que para las telecomunicaciones que utilizan las redes públicas para proporcionar servicios están a 3%. Generalmente, los productos están exentos al IEPS al momento de hacer exportados. En los productos importados, el ingreso del IEPS es acreditable cuando se paga en las oficinas aduanales.

4. Otros impuestos

En China, hay varios tipos de impuestos que se asignan a recursos naturales, activos fijos o de acuerdo a condiciones especiales. Los hemos agrupado en esta categoría para poderlos entender de manera más fácil.

El impuesto a la retención (WHT) en las ganancias (dividendos, intereses, regalías, etc) recibido por las compañías no residentes y los individuos en China pueden aplicar una tasa general del 10%. Esta tasa puede ser reducida si existe un Tratado de Doble Tributación (DTT) entre China y la parte extranjera. China y México han firmado un acuerdo en materia fiscal, por lo que una empresa mexicana o un individuo puede reducir esta tasa. Actualmente, este acuerdo estable la tasa del 5% en dividendos, 10% en intereses y 10% por regalías.

Impuesto sobre el timbre, es un tipo de impuesto que se asigna a ciertos documentos, como en los documentos expedido en la compra y venta de transacciones, procesos de contracción, renta de propiedad, transporte de bienes, documentos de transferencia de títulos de propiedad, libros contables de negocios, etc. Algunas calculaciones deberán basarse en una tasa de impuesto proporcional, donde otras calculaciones deberán hacerse de acuerdo al monto de la cuota. La tasa de impuesto varía entre 0.005% y el 0.1%. En algunos casos, la cuota es aplicable y el rango entre la cuota varía entre 1 y 5 yuanes por documento. México no tiene este tipo de impuestos.

Individuos y compañías extranjeras, al igual que empresas de inversión extranjera que están sujetos al IVA y al Impuesto sobre el consumo, también pueden incurrir en sobrecargos en China. Estos impuestos para propósitos en específico pueden diferir de un área geográfica a otra. Por ejemplo, los impuestos de Construcción y Manutención Urbana, las tasas pueden ser del 7%, 5% y 1%. Mientras que también hay una tasa del 3% en sobrecargos para la Educación (ES) y sobrecargos a la Educación Local (LES). Juntos, pueden sumar 12% de la compañía

El impuesto a la propiedad en China se asigna a todos los propietarios y usuarios de las propiedades comerciales. La tasa es del 1.2% del valor residual de la propiedad menos el 10% o 30% del valor original del valor de la propiedad. En México, este tipo de impuesto tiene diferentes tasas en diferentes partes del país.

El impuesto sobre el uso de la tierra en zonas urbanas y municipales es un tipo de impuesto aplicado a individuos y organizaciones que usan tierras en ciudades o pueblos o áreas industriales y mineras. La tasa de impuestos varía de un área a otra. Los gobiernos locales tienen derecho a aumentar o disminuir la tasa de impuestos. La tasa de impuesto está entre 0.6 RMB y 30 RMB. En México, este impuesto no existe.

Las personas y organizaciones que transfieren los derechos de uso de la tierra de propiedad estatal, los edificios en la tierra y las estructuras adjuntas y otras propiedades, así como los ingreso derivados de los mismos, están sujetos a este impuesto. Se aplicará un sistema de tasa impositiva progresiva de cuatro niveles al impuesto de apreciación de la tierra. Las tasas impositivas son del 30% hasta el 60%. En México, la venta de la propiedad se grava a tasas entre 2% y 4%. Estas tasas son aplicables al monto de la transacción en condiciones de mercado justas y a valor de mercado.

La explotación de los recursos naturales, como la producción de sal y ciertos recursos minerales, están sujetos al impuesto sobre los recursos. El monto pagadero por el impuesto a los recursos se calculará utilizando el método ad valorem o el método basado en cantidad (es decir, multiplicando el monto de ventas de los productos gravables por la tasa impositiva proporcional específicamente aplicable al contribuyente, o multiplicando la cantidad de ventas de los productos gravables por la norma tasa de impuesto a la cuota específicamente aplicable al contribuyente). En México, la explotación de recursos naturales y la producción de petróleo están sujetos a un régimen fiscal especial según lo establecido en la Ley de Ingresos de Hidrocarburos. Se puede aplicar un impuesto especial para minería de 7.5%.

En China, los vehículos y embarcaciones están sujetos a impuestos sobre vehículos y embarcaciones, cuyo monto está determinado por la legislación china. Los automóviles, autobuses y motocicletas de pasajeros pagan impuestos por un monto fijo, es decir, el número de pasajeros. Los vehículos de transporte generalmente son gravados en una cantidad fija de acuerdo a su peso. Los buques son gravados en una cantidad fija de acuerdo con su peso muerto. Los vehículos y embarcaciones que ahorran energía y usan energía renovable pueden estar exentos del impuesto a los vehículos y embarcaciones o disfrutar de una reducción del 50%.

CW CPA puede ayudar a las compañías extranjeras a analizar las implicaciones que los cambios en la política tributaria nacional e internacional pueden tener en sus operaciones y garantizar el cumplimiento meticuloso de las reglamentaciones relevantes y los requisitos de presentación de informes. Si tiene alguna pregunta con respecto a este artículo o cualquier otra consulta sobre prácticas impositivas en China, comuníquese con Victor Herrera en victor.mendoza@cwhkcpa.com.