, , ,

Cómo beneficiarse del papel de China en la economía brasileña

La relación diplomática entre Brasil y China comenzó en el siglo XIX. Esta relación se estrechó en los años 90 debido a un enfoque comercial más complementario. Desde 2009, China es el principal socio comercial de Brasil. Las conexiones económicas entre los países los han acercado a pesar de la gran distancia geográfica.

Brasil es un proveedor de materias primas fundamental, mientras que China proporciona principalmente materias primas, suministros y maquinaria a Brasil. Además, China juega un papel vital en la economía brasileña, ya que compra más de lo que vende. Desde 2010, China también es responsable de grandes inversiones, especialmente en energía e infraestructura. En 2019, China invirtió 1.900 millones de dólares en Brasil, siguiendo el compromiso del gobierno chino contraído en la XI Cumbre BRICS en Brasilia de invertir 100.000 millones de dólares.

De enero a octubre de 2020, el 21,6% de todos los productos importados a Brasil fueron de China. Según el Sr. Yang Wanming, embajador de China en Brasil, más de 300 empresas chinas invirtieron en Brasil, de las cuales 25 se ubicaron entre las 500 empresas más importantes del mundo. Las conexiones más estrechas entre los dos países son aún más evidentes ahora con los esfuerzos conjuntos para elaborar una vacuna contra COVID-19.

China considera a Brasil como un socio estratégico. Este escenario presenta una oportunidad para las empresas brasileñas que quieran expandir sus negocios a China, más aún después de que el año pasado entró en vigencia la nueva Ley de Inversión Extranjera del país, que tenía como objetivo hacer las inversiones extranjeras en China más seguras y fáciles.

Establecer un negocio en China puede presentar una serie de beneficios estratégicos para las empresas brasileñas, especialmente para aquellas que desean participar en servicios de importación-exportación de productos o establecer su enfoque operativo en el mercado chino, desde la preparación hasta la distribución de sus productos servicios. Aunque no todas las empresas tienen las mismas necesidades, enumeramos algunos beneficios de establecer una empresa en China:

  • Acceso a la protección de la inversión extranjera como entidad con sede en China
  • Obtener mano de obra calificada que hable chino.
  • Contacto más estrecho con proveedores chino.
  •  Acceso a uno de los mercados de consumidores más grandes del mundo.

Entendiendo el potencial de estas fructíferas relaciones económicas entre Brasil y otros países latinoamericanos, el Sr. Thomas Wong, socio de CW CPA, estableció un equipo llamado «Departamento Latino» para atender a clientes de habla hispana y portuguesa. Uno de los factores diferenciadores de CW es que ofrecemos asesores nativos con experiencia que atenúan las diferencias culturales, lo que facilita la navegación por el complejo mercado chino.

Hasta la fecha, nuestro Brazil Desk es una división del departamento de Latín, que asiste a varias empresas brasileñas importantes que operan en China, con dos asesores brasileños, a saber, Kemelly Vera y Rafael Fraga. Nuestra Oficina de Brasil se centra en minoristas internacionales, fabricantes de equipos de tecnología y comerciantes de tamaño mediano que se abastecen de componentes de China continental. Si está buscando capitalizar las oportunidades del mercado de China, comuníquese con nuestra Oficina de Brasil:

Kemelly Vera
kemelly.vera@cwhkcpa.com

Rafael Fraga
rafael.fraga@cwhkcpa.com