TMEC: Oportunidades de inversiones en México

Escrito por Susana Muñoz Enríquez
Socia fundadora en GBA LatAm Trade and Investment Advisors

Después de más de dos años de negociaciones, el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, que ahora se llama el T-MEC, entró en vigor desde junio pasado. Aunque la mayor parte del acuerdo no tuvo cambios significativos, hay algunas modificaciones que afectarán las maneras de operaciones de los compañas dentro de la región, y también el comportamiento de la economía norteamericana.

De NAFTA a T-MEC
Con la entrada en vigor de NAFTA en 1994, el comercio dentro de la región de norteamericana creció considerablemente. En 2018, el comercio total trilateral de mercancías (el total de las importaciones de cada país entre sí) superó los 1.1 billones de dólares EE.UU. Desde ese año hasta el fin de 2018, el volumen de comercialización entre México y Estados Unidos pasó de 82 mil millones dólares a 612 mil millones dólares, un aumento de 651%, mientras que los cambios entre México y Canadá aumentó 808% en el mismo período de una base mucho más baja (2.7 mil millones de dólares), y el comercio entre Canadá y los Estados Unidos se duplicó con más del doble.

Además, el acuerdo, que eliminó las tarifas de la mayoría de los productos, se trajo con varias oportunidades de inversiones, creación del trabajo, mayor competitividad, desarrollo de una variedad de sectores de la economía regional, y principalmente, fomentando mejores prácticas en sectores diferentes.

A pesar de los beneficios económicos que el NAFTA trajo, algunas consideraciones comerciales importantes no fueron incluidas en él, como comercio digital, trabajo, medioambiente, nivel técnico, etc. Este y otros aspectos llevaron a la renegociación de los temas del acuerdo comercial nuevo entre México, Estados Unidos y Canadá durante más de dos años.

REGIÓN DE AMÉRICA NORTE Y LA “NUEVA NORMAL”
Es claro que la pandemia y la guerra comercial están forzando a las compañías a rediseñar sus cadenas de suministro. En este escenario, el comercio regional y acuerdos inversiones proveen una infraestructura ideal para acortar y reducir el riesgo en las cadenas de suministro. Más que nunca, las compañías necesitan tener opciones de suministro dentro del mismo hemisferio de su principal centro de consumo, para evitar choques en los aspectos del suministro y la demanda. En este sentido, México se convierte en una oportunidad excelente para traer nuevas cadenas de valor, nuevas industrias y nuevas actividades económicas.

¿Cuáles son las disposiciones principales en T-MEC que protegen el libre comercio y la inversión dentro de la región de Norte América?

El capítulo 2 sobre Trato Nacional y Acceso a Mercados

  • Se mantiene el libre comercio para todas mercancías originarias, la prohibición de los impuestos a la exportación, la aplicación de restricciones a la importación y la exportación, la devolución y el aplazamiento de los derechos de aduana y la prohibición de aplicar requisitos de rendimiento para la exención de derechos de aduana.
  • Se actualizan las disciplinas relativas a las importaciones temporales de mercancías, las mercancías reimportadas después de la reparación o alteración; muestras comerciales y materiales publicitarios impresos.
  • Nuevas disciplinas sobre licencias de importación y exportación que establecen compromisos en materia de notificación y transparencia.
  • Nuevas disciplinas para regular el comercio de mercancías remanufacturadas en la región para evitar estos productos.

El capítulo 14 sobre Inversión

  • Este capítulo actualizó las disciplinas en NAFTA sobre la protección de inversionistas de Norte America y esbozó los mercanismos a través de los cuales los inversionistas extranjeros pueden resolver las diferencias que pudieran derivarse de la supuesta violación de las disposiciones del acuerdo.

El capítulo 15 sobre Comercio de Transfronterizo de Servicios

  • Los principios aplicables al comercio de servicios incluyen: Trato Nacional, Trato de la Nación Más Favorecida, Acceso a los Mercados (prohibición de la aplicación de limitaciones cuantitativas, pruebas de necesidad económica) y Presencia Local (para evitar la obligación de establecer o mantener una oficina de representación o una empresa en un territorio respectivo como condición para el suministro transfronterizo de un servicio).
  • Apoyo al desarrollo del comercio de servicios en beneficio de las pequeñas y medianas empresas (PYME).
  • Transferencias y pagos gratuitos e inmediatos relacionados con el suministro transfronterizo de un servicio.

No hay duda de que T-MEC no sólo fortalecerá la integración económica regional de Norte América, sino que también creará oportunidades para las compañías extranjeras para invertir con éxito en sectores de fabricación, finanzas y servicios. A medida que la guerra comercial continúa, es importante que las compañías definan su estrategia comercial aprovechando los múltiples beneficios comerciales y de inversión incluidos en los acuerdos regionales de libre comercio.

Si quieres saber más sobre los servicios de representación comercial en Asia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro sitio web: www.gbalatmtradeandinvestment.com o al siguiente correo:Susana.munoz@gbalatamtradeandinvestment.com